Vuelven los 80 (The house)

Para esta sesión contamos con la modelo Evelhyne, que es todo un camaleón, Paula Montón encargada de la peluquería y el maquillaje y Loletesdebú en vestuario.

Esta sesión fue  un poco caótica debido a elementos externos que luego explicaré. Es lo que tiene trabajar en exteriores, que no se puede tener todo controlado.

Después de las reuniones previas para ver el tipo de sesión, vestuario, poses… y habiendo ido antes a ver la localización y sus posibilidades, al llegar al sitio nos encontramos que lo acababa de ocupar una familia. El primer problema fue que la señora de la casa había traído consigo mas de 30 gatos que vivían en el piso de arriba, que era donde pretendíamos hacer la sesión. El problema no fueron los gatos en sí, sino que Paula estaba embarazada y era mejor que no estuviera cerca de ellos por lo que tuvo que quedarse en el exterior y cualquier arreglo de maquillaje o peluquería había que bajar.

No pusieron ninguna pega en que subiéramos al piso de arriba a hacer fotos, pues ellos no tenían nada allí (excepto los gatos). Así que continuamos los trabajos de peluquería y maquillaje que habíamos empezado en el estudio, en el exterior de la casa. Loles siguió con la indumentaria mientras yo preparaba la iluminación y los escenarios para las fotos arriba.

La mujer y el marido se fueron, dejando al hijo de unos 30-35 años en la casa.

Subimos Evelhyne, Loles y yo a hacer las primeras fotos cuando al cabo de unos minutos oímos gritar cosas a Paula desde abajo, bajamos rápidamente y vemos al chico abrochándose un albornoz sin nada debajo. Paula nos dice que le estaba diciendo que quería que le hiciésemos unas fotos desnudo y se había quedado en pelota picada allí mismo en el porche. Le dijimos que se esperara, que se estuviera quietecito y que cuando acabáramos le haría las que quisiera.

Volvimos a subir hacia arriba y de cuando en cuando mirábamos por la ventana a ver si Paula estaba bien fuera. Pero al rato volvímos a oír gritar a Paula “¿A ti te parece normal eso?”. Otra vez, corriendo para abajo. Y nos encontramos al chico en pelotas dentro de un barreño lavándose. Nos quedamos ojipláticos y Loles le echó unos gritos a ver si se estaba quieto. Como vimos que él iba a la suya, decidimos hacerle unas fotos a ver si se relajaba y nos dejaba trabajar. Así que lo metí en un huerto de al lado y mientas él hacía posturitas yo le hice unas fotos. Se las enseñé, quedó contento y nos dejó tranquilos, aunque con esa gente nunca se sabe y estuvimos lo que duró la sesión alerta por si acaso.

La chaquetilla naranja que veis en algunas fotos, (al final de todo os dejo en enlace con las fotos finales de la sesión), es la chaquetilla del propio Alfredo Rey. No reparamos en gastos :-))

Maquillaje y peluquería previos
…y manicura
Poniéndonos en situación
Microajustes (somos unos neuróticos de los detalles)
Aquí el exhibicionista
Postureo
Ajustes entre tomas
Aprovechando para hacer streetphotography
Reajustes de peluquería
Con la chaquetilla de Alfredo Rey
Esto está casi finiquitao

Enlace a las FOTOS FINALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s